VÍSPERAS INQUIETAS – MAGNICIDIO DE CARRERO BLANCO

Crónica de medio siglo‘ llega al ecuador de este viaje con Ricardo Acero y sus compañeros.

tecertomoLa tercéra crónica de ‘Del FRAP a Podemos: Crónica de medio siglo. Un viaje con Ricardo Acero y sus compañeros’ se debía titular ‘Vísperas inquietas’ y parte de la proclamación del FRAP en noviembre de 1973, examinando de cerca el magnicidio de Carrero Blanco, la ejecución de Puig Antich, la formación de la Junta Democrática, el lanzamiento del PSOE renovado en Suresnes y la deriva definitiva de ETA a partir del atentado de la calle del Correo, reconstruyendo decenas de episodios desconocidos desde las alturas del poder que busca una salida, a las tinieblas clandestinas que buscan taponarla, desde la decrepitud de Franco en El Pardo al furor de la militancia subversiva

José Catalán Deus presentaba el primer tomo en junio de 2015 con estas palabras: ‘Lo que hemos vivido en las últimas décadas en este país es una aventura colectiva que cuando se examina en su enorme complejidad, parece ciertamente increíble, y es más interesante y conmovedora que diez novelas juntas. Tres generaciones desfilan, decenas de proyectos antagónicos se entrecruzan y complementan construyendo un panorama social que nunca antes se había visto tan completo y tan veraz, sin banderías ni prejuicios. Es medio siglo en nuestras vidas, lo que hicimos entre todos‘.

MAQUETA ATENTADO CARRERO BLANCO: Madrid, 28/03/1977.- Maqueta del atentado contra el almirante Luis Carrero Blanco que le costó la vida. La maqueta se realizó para la película "Comando Txikia", cuyo director es José L. Madrid y el guionista Rogelio Baón. EFE (Newscom TagID: efesptwo073855) [Photo via Newscom]
MAQUETA ATENTADO CARRERO BLANCO: Madrid, 28/03/1977.- Maqueta del atentado contra el almirante Luis Carrero Blanco que le costó la vida. La maqueta se realizó para la película “Comando Txikia”, cuyo director es José L. Madrid y el guionista Rogelio Baón. EFE (Newscom TagID: efesptwo073855) [Photo via Newscom]

Ahora, cuando el proyecto alcanza la mitad de su recorrido, un momento difícil en todo trabajo de creación, pues ya no hay marcha atrás y aún no se vislumbra la salida del túnel, es obligado preguntar al autor si mantiene el desafío, si todavía cree que su trabajo aporta algo nuevo e interesante en el examen de nuestro pasado reciente, y merece la pena: ‘Creo sincera y humildemente que esta Crónica no tiene precedentes. Es por varias cosas, única. Es el primer intento de abordar completo el último medio siglo sin divisiones artificiales, porque el Tardofranquismo y la Transición son inseparables, dos caras de la misma moneda, una continuidad histórica. Además, junto a ambos períodos se examina también todo el Juancarlismo, los casi cuarenta años de monarquía parlamentaria bajo el reinado de Juan Carlos I, un período complejo, tan complejo como el Franquismo, un período largo, más largo que el franquismo. Y se llega hasta nuestros días, recogiendo el cambio de época que parecen representar la profunda y extensa crisis social vivida en el país desde mediados de la pasada década, la irrupción de nuevas fuerzas sociales que representan el 15-M, los Indignados y Podemos, y la subida al trono de Felipe VI’.

¿No es demasiado pretender? Quien mucho abarca, poco aprieta, dice el refrán: ‘La Crónica pretende seguir la trayectoria completa de muchos personajes, personas, hechos y procesos, única manera de comprender el papel que jugaron. Intenta presentar los hechos cronológica y simultáneamente de forma nunca antes planteada. Se esfuerza en enfrentar y comparar versiones diferentes de lo ocurrido, y da la palabra siempre que ha sido posible a los protagonistas, estableciendo hipótesis con el máximo de prudencia. De esta forma, se ha pretendido algo difícil, un relato coherente sobre la base de un análisis fundado, una visión completa de todo el período analizado. La meta es esa, las fuerzas disponibles son humildes y sinceramente habrá que reconocer sus muchas imperfecciones, sus defectos de redacción y edición, inevitables omisiones, repeticiones y contradicciones, fallos a corregir ulteriormente si quedara ánimo suficiente‘.

Comments

comments

Deja un comentario