EL NACIMIENTO DE UNA QUIMERA

Primera crónica

La primera crónica de medio siglo en seis etapas se titula: ‘Los años 60: El nacimiento de una quimera’, y constata la consolidación del Régimen salido de la guerra civil, el cual celebra sus XXV Años de Paz pero se niega a evolucionar como exigen los tiempos. Perderá así una década entera, durante la cual se debilitará enormemente mientras la oposición se forja y consolida.

Ginebra-1962-Odena-Marco-MarcosAna-Sure

Contra el creciente descontento se crea el Tribunal de Orden Público (TOP) en 1963, y es por entonces cuando surgen los prochinos, jóvenes radicales disconformes con la línea de coexistencia pacífica emprendida por la URSS y el giro moderado del nuevo secretario general del PCE, Santiago Carrillo. El movimiento comunista internacional sufre un cataclismo y escisiones maoístas aparecen por todos lados. Varios grupos de comunistas españoles disidentes van a confluir, y de ellos será ‘La Chispa’ el que tome el mayor protagonismo. Radica en la ciudad suiza de Ginebra, lo dirige un matrimonio exiliado -Benita Lanuza Muñoz y Marcelino Fernández Movillano- al que se ha sumado un joven emigrante, Julio Fernández López.

El 2 de septiembre de 1964 se crea la primera coordinadora provincial de las ilegales comisiones obreras. A finales de octubre, tres docenas de representantes de los grupos prochinos fundan en las buhardillas del teatro parisino Alhambra el Partido Comunista de España (marxista-leninista).  Benita a) ‘Elena Odena’ y Julio a) ‘Raúl Marco’ se unen sentimental y políticamente para repudiar y expulsar al marido de ella, Marcelino a) ‘Suré’. Será decisivo en la suerte de los prochinos españoles y de su criatura posterior, el FRAP.

En los años siguientes, el PCEml no consigue afianzarse. Tiene su primer mártir -José Delgado Guerrero- y sufre continuas detenciones. Se les unen los restos del Movimiento por la Tercera República, pero su influencia en el creciente movimiento sindical y estudiantil es poca. Al calor de Mayo del 68 aumenta la protesta estudiantil y sindical y se crean nuevos grupos radicales. La muerte del estudiante Enrique Ruano a comienzos de 1969 irá acompañada del octavo estado de excepción. Franco cede el control del gobierno al almirante Carrero Blanco, al que nombra vicepresidente, y confirma al príncipe Juan Carlos de Borbón como su futuro sucesor. Pero no se decide a retirarse. El Proceso de Burgos se salda con nueve penas de muerte, indultadas ante la protesta internacional. Con el cambio de década el Régimen se bate en retirada y la oposición se crece. Es el momento en el que se inicia el segundo tomo: los prochinos buscan aliados y encuentran a un destacado personaje del exilio dispuesto a todo. Nace el FRAP.

FRAP10

Comments

comments

Deja un comentario